Compra de Automóvil

¿Cómo cuidar una moto nueva?

chico en moto

Manejas una moto en una carretera vacía con vista al mar. El viento despeina tu cabello y, justo cuando te sientes el protagonista de un videoclip, algo falla en tu moto y debes detenerte. No entiendes por qué si lo acabas de comprar. Tal vez no le diste el mantenimiento necesario. Por ello en Autofin, empresa de financiamiento automotriz, te presentamos 11 consejos para cuidar tu nueva moto.

Primero que nada, recuerda que cuando se trata de cuidar una moto, la frecuencia es la clave y te evitarás problemas en un futuro. Y si bien las revisiones semanales pueden ser una molestia, debes tener en cuenta que, a largo plazo, ahorrarás dinero.

De todas formas, tampoco lleva mucho tiempo hacer una verificación, por lo tanto, no existe una excusa para no hacerlo. Lo recomendable es que adquieras el hábito de revisar tu moto todas las semanas y aprendas qué controles debes hacer. Verás que poco a poco realizarás todo de forma automática.

¿Qué debes verificar?

1. Niveles de aceite

Los niveles de aceite se pueden verificar simplemente usando una varilla de nivel, un tapón o una ventana de nivel.

2. Neumáticos

Los neumáticos no sólo son importantes para el manejo, sino, también, para el consumo de combustible.

Revisa las llantas para ver si tienen un desgaste inusual, ya que esto generalmente indica que están demasiado infladas o muy poco, esto puede afectar el manejo y el consumo de combustible.

Además, debes verificar la presión de los neumáticos, incluso si no hay un desgaste inusual, y la profundidad de la banda de rodadura.

Te puede interesar: Guía de financiamiento de motos

3. Refrigerante

El refrigerante es un líquido que evita que el motor se sobrecaliente. Es importante que revises que se encuentre en un nivel óptimo, pues te ahorrará muchas molestias en el futuro. Para hacerlo puedes guiarte de las marcas altas y bajas en el exterior del tanque.

Cuando sea el momento de cambiar el refrigerante, mueve la carrocería necesaria para tener acceso al perno de drenaje, luego coloca una bandeja debajo del motor y retira el perno.

Ahora, para asegurarte de que todo se drene, retira la tapa del radiador. Una vez que se complete el proceso, vuelve a instalar el perno de drenaje y utiliza un embudo para rellenar el sistema con la cantidad adecuada.

Vuelve a colocar la tapa del radiador y reinstala la carrocería que hayas quitado. Arranca el motor y deja que se caliente durante unos minutos antes de cortar el encendido.

Una vez que el motor se haya enfriado, retira la tapa del radiador y verifica el nivel de refrigerante. Agrega más refrigerante, si es necesario, para alcanzar la cantidad especificada en el manual.

4. Luces

Las luces son imprescindibles en condiciones de oscuridad, así que asegúrate de que funcionen. Lo mismo se aplica a las señales. Si no funcionan, tendrás problemas cuando estés manejando en la carretera. Por ello, recuerda siempre revisarlas antes de salir.

5. Suspensión

Revisa la suspensión y verifica si hay un desgaste inusual, para esto, aplica el freno delantero y empuja hacia abajo el manubrio.

Si la suspensión está funcionando, debería ceder un poco a medida que empujes hacia abajo. Debe ser un movimiento suave y no debe escucharse sonidos inusuales.

6. Dirección

Coloca la motocicleta en un soporte central y gira el manubrio de izquierda a derecha, bloqueando completamente la dirección en cada dirección.

El manubrio debe girar suavemente y, nuevamente, no debe escucharse sonidos extraños.

7. Frenos

Las pastillas de freno se desgastan con bastante rapidez, dependiendo de qué tan rápido conduzcas. Recuerda que, si están gastadas y manejas, puedes arruinar los rotores.

El rotor o volante magnético es un dispositivo generador de corriente muy empleado en los pequeños motores de motocicleta, en los cuales se procede tanto al encendido como a la alimentación de los servicios.

Puedes inspeccionarlos visualmente y asegurarte que tengan al menos 3 mm de ancho. Si son menos, debes cambiarlos, ya que puede dañar los discos de la moto.

8. Cadena

Sin la cadena, no puedes montar, por ello, es crucial que la revises.

Asegúrate de que pueda moverse hacia arriba y hacia abajo ligeramente cuando no haya nadie sentado en la moto. Si está demasiado apretado, debes ajustarla.

Por otro lado, la moto también debe estar lubricada. Sobre todo, asegúrate de aplicar el lubricante en el interior de la cadena.

Te puede interesar: 6 elementos de proteccion para viajar seguro en un moto

9. Bocina

La bocina puede salvarte la vida, pero es una parte de la moto que puede que no uses durante largos períodos de tiempo. De todas formas, es necesario que le hagas revisiones periódicas para ver que suene de la forma correcta.

10. Lavar

Lava tu moto tan pronto como detectes cualquier suciedad, grasa o alquitrán en ella. Con esto podrías evitar daños graves a la pintura, especialmente si no quitas el alquitrán con regularidad.

El mantenimiento de una moto garantiza que se mantenga en óptimas condiciones, así como brindarte seguridad al momento de manejar.

11. Reemplaza el filtro de aire

Si el filtro de aire de tu moto, que mantiene la suciedad fuera del motor, está obstruido y sucio, el rendimiento se verá afectado.

Cambiarlo no es una tarea difícil, pero puede llevar mucho tiempo. A veces, es de fácil acceso, pero es posible que debas quitar el tanque de gasolina y otras partes para acceder a él.

Una vez que ingreses a la caja de aire, saca y reemplaza el filtro de aire. Luego reinstala todo.

¿Estás buscando financiamiento para comprar una moto? En Autofin te ofrecemos el crédito que necesitas para adquirir la moto de tus sueños. ¡Si necesitas ayuda para elegir el crédito vehicular ideal para ti ponte en contacto con nosotros!
 

Hector

Hector

Ejecutivo virtual Autofin

Tags: moto